Filtración de Expediente N°365/CIA

La diskrasia es un hecho fortuito en las callecitas de las ubres contemporáneas… y un humilde ilustrador de los suburbios suele confiar en el tremuloso sonar de los silbidos que sugieren entregar todo lo que se tiene. Tal ha sido el destino del primer capítulo de esta historieta o manga: Santiago Casal, ese joven imprudente que dio sus pertenencias todas, a cambio de nada.

Yo, quien fuera el primer guionista, no puedo creerle. Acaso prefiero interpretar que fueron alienígenas aberrantes los que le arrebataron un centenar de secretos inefables, que bien pondrían en riesgo la naturaleza y el equilibrio mismo de nuestra galaxia. Por eso es que decidí que lo mejor sería crear un documento público que suprima la literalidad y encripte los mensajes más nefastos, a fin de preservar nuestras propias vidas.

«Las Inmundas Aventuras de Inker» se basa en hechos reales, no más que en numerosos expedientes de la CIA filtrados desde el año 2015, que dan cuenta sobre la frágil substancia que sostiene el escenario simulado en el que vivimos día a día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *